¿Y qué pasa con mi cuello?

  |   Cirugía Estética Facial, Cuello, Medicina de la piel, Medicina estética facial

Numerosos estudios han demostrado que un alto porcentaje de personas cuidan adecuadamente la piel de su rostro (hidratación, nutrición, fotoprotección, tratamientos de medicina estética, etc…), pero descuidan o no prestan la misma atención a su cuello. El resultado de esta diferencia de cuidados entre ambas zonas tan próximas es un gran contraste entre el nivel de envejecimiento del cuello versus el del rostro. Esto produce una falta de armonía que es la base de cualquier canon de belleza.

 

 

En casos extremos podemos encontrarnos con una Poiquilodermia de Civatte. Esta patología se caracteriza por un aspecto de piel ajada, fina, atrófica y con dilataciones de los vasitos superficiales (telangiectasias). La Poiquilodermia de Civatte puede aparecer en mejillas, pero es mucho más frecuente en cuello y escote, siendo casi siempre debida a un exceso de sol en la zona aunque puede tener otros desencadenantes como son: el uso de perfumes, citral, salicilato de benzoilo, o el ácido linoleico entre otros.

 

 

En este artículo, queremos dar algunos consejos para lograr mejorar el aspecto del cuello y prevenir su envejecimiento. En Clínica Vega, contamos con una gran variedad de tratamientos especialmente indicados para mejorar el aspecto del cuello.

 

 

Mejora y prevención del envejecimiento del cuello:

 

  • La hidratación y nutrición cosmética debe hacerse de forma diaria, según la rutina que se siga a nivel facial. Para ello utilizaremos los mismos cosméticos que usamos en el rostro. Si la zona del cuello ya está muy deteriorada o muestra unas características muy diferentes a la piel de la cara (flacidez, Poiquilodermia de Civatte…), recomendaríamos cosméticos específicos para tratar esta zona.

 

  • Los fotoprotectores solares deben usarse de forma conjunta en cara, cuello y escote. Es importante recordar, que se deben aplicar como mínimo 30 minutos antes de la exposición solar y reponerlos cada 2-3 horas o después de cada baño. De la misma forma, aplicaremos los cosméticos post-exposición solar siempre en cara, cuello y escote.

 

  • El uso de amplios sombreros, gorras o pamelas en actividades lúdicas al aire libre como paseos en barco, bicicleta, caminatas,… ofrecerá una protección extra frente al sol además de proporcionarnos una sensación de brisa que nos hará sentir más frescos.

 

  • No aplicar directamente sobre la piel del cuello fragancias, ya que en algunos casos se ha observado que puede inducir la aparición de Poiquilodermia de Civatte, dermatitis de Berloque (reacción de fototoxicidad tras la aplicación de perfumes o sustancias que contengan alcohol, almizcle y bergamota) o cambios en la pigmentación de la piel del centro del cuello que se ve más clara y los laterales (hiperpigmentado).

 

 

 

Tratamientos que ofrecemos en Clínica Vega variaran según la afectación que predomine:

 

  • Piel envejecida o foto envejecida (elastosis, Poiquilodermia de Civatte, dermatitis de Berloque, etc.): IPL, láser o peelings son las mejores opciones, solas o combinadas.

 

  • Piel flácida y/o fina sin un gran exceso de piel: hilos tensores o estimuladores, ácido poliláctico, mesoterapia Silisorg®, solos o combinadas.

 

  • Arrugas horizontales (collar de Venus) sin exceso de piel: ácido hialurónico polidensificado o grasa autóloga, son las mejores opciones.

 

  • Flacidez muscular con poco exceso de piel, bandas platismales: HIFU o lifting químico del cuello.

 

  • Papada leve o moderada con ligera flacidez: Belkyra®.

 

  • Papada marcada con flacidez limitada de piel: Lipoláser.

 

  • Gran exceso de piel o piel muy gruesa: Lifting de cuello.

 

 

Para más información hacer clic aquí.

 

Fuente: Clínica Vega ®