fbpx

Blog

Bienvenida primavera: cómo preparar y cuidar la piel de nuestra cara

Bienvenida primavera: cómo preparar y cuidar la piel de nuestra cara

  |   Cosmética, Cuello, Estética facial, Noticias

Cambio de estación y también de los cuidados para el rostro.

La piel requiere de cosméticos para dar luz, renovación cutánea e hidratación en profundidad.

Nueva estación, nueva rutina de belleza. Ha llegado la primavera y es hora de preparar la piel para una mayor intensidad lumínica. ¿Qué hacer y qué no? ¿Sirve la misma crema que tengo del invierno? Cuatro dermatólogos explican al diario 20minutos cuáles son las pautas que hay que seguir. Primer paso: eliminar las células muertas de la cara antes de exponernos al sol. Así, conseguimos un bronceado duradero y sin manchas antiestéticas.

 

“Una buena exfoliación es importante ya que existen varios factores como la edad, los cambios hormonales, la contaminación… que impiden que la regeneración propia de la dermis sea homogénea”, explica la especialista en medicina estética Rosanna Negre de Clínica Opción Médica.

 

Para elegir el producto adecuado necesitamos determinar qué tipo de piel tenemos. La doctora Beatriz Estébanez de la Clínica Menorca recomienda texturas fluídas para las que son sensibles y reactivas; granuladas para pieles grasas, con poros abiertos o puntos negros; y grano fino para secas o mixtas.

 

¿Cón qué frecuencia debemos exfoliar? Estébanez comenta que el cuerpo humano renueva las células “cada 28 días, pero no todas la vez” por lo que debemos sanear la piel “una vez por semana”. Dependiendo del estado de nuestro rostro y de los resultados que queramos obtener quizás debamos acudir a un centro para que un dermatólogo valore “si es necesario una dermoabrasión o un peeling químico”, comenta Petra Vega, doctora de la clínica Vega en Madrid. Este tipo de tratamientos no solamente elimina las impurezas, también “regula el grosor del estrato córneo, mejora el tono, la apariencia del poro y la textura de la dermis”, añade la dermatóloga Sara Carrasco (Clínica dra. Carrasco).

 

Segundo paso: hidratación. Con la piel ya preparada para absorber los nutrientes necesarios es importante escoger cremas que, además de hidratar, tengan propiedades humectantes. Es decir, “capacidad de absorver y retener agua”, nos explica Negre. Durante el día, la doctora Vega aconseja el uso de productos ligeros que no tapen los poros. Un truco que da Carrasco es usar sérum de día “con antioxidanes como el ferúlico” y encima “crema solar para hidratar y proteger de los rayos UVA”. Si la piel es grasa el sérum deberá llevar “hialurónico, acompañado de un solar con textura en gel”. Esto nos lleva al tercer paso: protección solar. En realidad, la primavera es un momento en el que hay bastante riesgo de que se produzcan quemaduras solares. Como el clima es cálido y suave no se nota la fuerza de los rayos del sol. Petra Vega hace especial hincapié en que el SPF mínimo sea 50, aunque no vayamos a estar en la playa o el campo.

 

Fuente: 20 Minutos