fbpx

Blog

Clínica Vega - piernas suaves depilación láser

Efectos del sol sobre la hidratación de la piel

  |   Medicina de la piel

La acción del sol sobre la piel produce alteraciones estructurales y funcionales que hacen que el fotoenvejecimiento tenga características distintas del envejecimiento cronológico o de la edad.

Estudios clínicos realizados sobre pieles expuestas al sol ha demostrado que se producen alteraciones en la matriz extracelular dérmica (fuera de las células) que son responsables de muchos de los cambios que observamos en la piel fotoenvejecida.

Una de las alteraciones detectadas en la piel muy expuesta al sol es que el alto contenido de glicosaminglicanos (el más conocido es el ácido hialurónico) es muy parecido a la de un recién nacido, pero mientras la piel de este tiene un aspecto perfecto, la fotoexpuesta presenta un aspecto ajado y apagado. La causa de esta diferencia se ha podido comprobar, mediante sofisticas técnicas de tinción, estriba en la localización de los mismos, mientras en el recién nacido se sitúan entre colágeno y fibras elásticas, en la piel fotoexpuesta se acumulan sobre el material elástico de la dermis superficial. Sabemos que la hidratación de la piel depende tanto de la cantidad como de la distribución del ácido hialurónico, ay que este crea un ambiente acuoso optimo, para que las células dérmicas migren y puedan intercambiar nutrientes y eliminar toxinas.

Para prevenir estas acciones debemos utilizar una fotoprotección adecuada así como evitar las horas de máxima irradiación solar.

Para paliar los efectos negativos sobre nuestra piel si ya se han producido, la medicina estética dispone de varios tratamientos que ayudaran a nuestra piel a restaurar y normalizar la hidratación cutánea, entre ellos:

Las inyecciones de ácido hialurónico, vía mesoterapia o como infiltraciones trazadoras. Esto hará que la zona retenga más agua, y la piel parece más juvenil, hidratada, menos ajada.

Láser no ablativo, es decir, sin destrucción de la epidermis pero que va provocando una segregación interior de elastina y colágeno, que conseguirán una piel renovada y más joven e hidratada