fbpx

Láser sweat

Aplicación de la tecnología láser intradérmica a la destrucción de las glándulas sudoríparas axilares, es un tratamiento mínimamente invasivo, muy bien tolerado, indicado para el exceso de sudoración axilar.

Nuestro servicio 360º

Visita informativa

Presupuesto

Tratamiento

Revisiones

Alta

TIEMPO DE TRATAMIENTO

60 minutos

CUIDADOS PREVIOS

Consultar depilación

ANESTESIA

Local

Nº SESIONES

1

RECUPERACIÓN

Inmediata

EFECTOS

A partir 30 días

CUIDADOS POST-TRATAMIENTO

No realizar ejercicio, ni desodorante

RESULTADOS

Duraderos

¿Qué es el Láser sweat?

Es la aplicación de la tecnología láser intradérmica a la destrucción  de las glándulas sudoríparas axilares, para ofrecer un tratamiento mínimamente invasivo, muy bien tolerado, con tiempos de recuperación muy cortos y mejores resultados sobre el exceso de sudoración.

¿Cómo actúa el Láser sweat?

Se basa en el efecto térmico del láser de alta potencia y pulsos muy breves, que a través de una fina fibra óptica produce el calentamiento (+ 60º) y destrucción de las glándulas justo en la zona subcutánea en la que se encuentran sin dañar los tejidos circulantes o el sistema linfático.

¿Para qué está indicada el Láser sweat?
  • Hiperhidrosis axilar
¿Cuándo no debe hacerse el Láser sweat?
  • Contraindicaciones para cirugía
  • Zonas afectas de neoplasias o infecciones
  • Embarazo
  • Alto riesgo de queloides
  • Pacientes inmunodeprimidos descompensados
¿Cómo se hace el Láser sweat?

Tras el marcaje de la zona  mediante el test Minor y el test del sudor, se  inyecta una pequeña dosis de anestesia local. Se realiza una pequeña incisión en la piel (con una aguja), a través de la que se introduce una fina cánula que contiene una fibra óptica de micras de diámetro que entrega energía láser de manera precisa y directa en las glándulas sudoriparas . El médico identifica el área de tratamiento mediante una luz guía láser que se puede ver ser a través de la piel.

¿Qué cuidados requiere el Láser sweat?
  • La técnica conlleva muy poco trauma para los tejidos, poco edema y rápida recuperación.
  • El paciente se puede reincorporar a las tareas habituales de forma inmediata, excepto al ejercicio del que deberá abstenerse durante 2 semanas según evolución.
  • Es normal que durante unos días las axilas estén inflamadas , no debe usarse desodorante.
  • Aunque es difícil que las glándulas sudoríparas se regeneren, se ha comprobado que en algunos casos esto sucede y hay que hacer una nueva sesión.
Preguntas Frecuentes

Fuente: Clínica-Vega ®