Escleroterapia

 

 

¿ Qué es la escleroterapia?

Es la inyección intravaricosa, mediante una aguja muy fina de un líquido esclerosante (polidocanol), con el objetivo de eliminar la variz.

 

¿ Cómo actúa la escleroterapia?

El líquido esclerosante es una sustancia jabonosa, que tras ser inyectado provoca irritación en las paredes de la vena y las inflama haciendo que estas se cierren gradualmente de forma natural impidiendo que la sangre pase ellas, desviándose hacia las venas sanas circundantes.

 

¿Para qué está indicado la escleroterapia?

  • Varices: dilataciones venosas subcutáneas que protruyen sobre la piel cuando la persona está de pie. Pueden encontrarse a lo largo de la cara interna de la pierna, cara posterior y lateral de la pantorrilla o cruzando la cara anterior del muslo. Previa valoración ecográfica.
  • Varices reticulares: dilataciones venosas subcutáneas o intradérmicas de pequeño tamaño (1-3 mm), y color azulado que aparecen en forma de entrecruzamientos, pueden asociarse a las telangiectasias o pueden ser su causa. Son muy comunes en la cara lateral de la pierna tanto por encima como por debajo de la rodilla.
  • Telangiectasias: dilataciones permanentes de venas intradérmicas rosadas de diámetro inferior a 1 mm. Pueden ser rojas (arañas vasculares) o azules (1mm) de forma arborescente o en filamentos de escoba
  • Corona flebectásica: Telangiectasias localizadas en la cara interna o externa del pie. Pueden ser la primera señal de una enfermedad varicosa avanzada
  • Perlas varicosas: Pequeñas y elevadas dilataciones, como una ampolla de color azul violáceo, en cualquier localización

 

 

¿Cuándo no debe hacerse?

  • Alergia al esclerosante
  • Trombosis venosa profunda previa en la zona (debe hacerse estudio ecográfico)
  • Edema importante de miembros inferiores
  • Infección o lesión cutánea activa en la zona

 

¿Cómo se hace la escleroterapia? 

Tras valorar el estado circulatorio de forma integral, se inyecta el esclerosante (dentro de la vena) con una aguja fina, a la concentración adecuada al tamaño de la vena. Puede guiarse por ecografía o transiluminación. Tras la inyección se comprime con pequeños apósitos para evitar al salida del líquido esclerosante y facilitar la unión de las paredes venosas

 

¿Qué cuidados requiere?

  • La reincorporación a las tareas habituales es inmediata, sin limitación
  • Según el tamaño de las varices se recomienda el uso de medias durante algunos días o semanas, así como la aplicación de pomadas
  • Los resultados finales se aprecian pasados 12 semanas
  • Suele requerirse varias sesiones
  • Si bien los resultados son permanentes y definitivos para las varices tratadas, la enfermedad venosa es crónica siendo las varices uno de sus síntomas. Por lo que con el tiempo pueden aparecer nuevas varices en la misma o en otra zona que deberán ser tratadas

 

 

Fuente: Clínica-Vega ®