fbpx

DIATERMIA DE ALTA FRECUENCIA

Equipo de radiofrecuencia de alta frecuencia e intensidad que genera el calor puntual necesario para la ablación y cauterización del tejido (lesión), sin dañar los tejidos vecinos y evitando la hemorragia. Indicado para eliminar lesiones cutáneas benignas.

Nuestro servicio 360º

Visita informativa

Presupuesto

Tratamiento

Revisiones

Alta

TIEMPO DE TRATAMIENTO

10-40 minutos

CUIDADOS PREVIOS

Ninguno

ANESTESIA

Tópica-local

Nº SESIONES

1

RECUPERACIÓN

Inmediata

EFECTOS

A partir del mes

CUIDADOS POST-TRATAMIENTO

Pomadas o curas según indicación

RESULTADOS

Permanentes

¿Qué es la Diatermia de alta frecuencia y cómo actúa?

Es un equipo de radiofrecuencia de alta frecuencia e intensidad que genera el calor puntual necesario para la ablación y cauterización del tejido (lesión), sin dañar los tejidos vecinos y evitando la hemorragia. 

¿Para qué está indicada la Diatermia de alta frecuencia?

Se utiliza en todas las especialidades médicas, con la finalidad de eliminar lesiones sin dañar los tejidos sanos y evitar la hemorragia: verrugas, fibromas, nevus amelánicos, etc.

¿Cuándo no debe hacerse la Diatermia de alta frecuencia?

Requiere precaución especial en pacientes con marcapasos o neuro-estimuladores implantados.

¿Cómo se hace la Diatermia de alta frecuencia?

Tras infiltrar una pequeña cantidad de anestesia local, se realiza el tratamiento que dura pocos minutos. El paciente se reincorpora inmediatamente a sus tareas.

¿Qué cuidados requiere la Diatermia de alta frecuencia?

A las pocas horas aparece una costra, que hay que dejar que se desprenda por sí misma en unos 6-8 días. Durante ese tiempo se pueden realizar curas con iodo tópico. Al caer la costra, la zona aparece levemente enrojecida que debe protegerse del sol hasta la recuperación total de la piel.

Preguntas Frecuentes

Fuente: Clínica-Vega ®

I am text block. Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.