fbpx

Balón intragástrico (12 meses)

 

 

Obesidad grado III-IV, de larga duración IMC>30

¿Qué es?

Es la colocación de un balón de silicona en el interior del estómago.

¿Cómo actúa?

Por el volumen del balón en el estómago se produce una sensación de plenitud que impide la ingesta de grandes cantidades de alimentos con lo que favorece la pérdida de peso.

La implantación del balón debe estar siempre acompañada de unas medidas higiénico-nutricionales. El balón debe considerarse una ayuda y soporte al paciente para que pueda iniciar este cambio en su estilo de vida, que tras conseguir el peso adecuado le permita mantenerlo.

¿Para qué está indicado?

  • Sobrepeso u obesidad resistente a dietas convencionales. IMC desde 30 a 40. Cuando se requieran perdidas de peso entre 25-35 Kg
  • IMC> 40 por limitaciones quirúrgicas o como puente hacia una cirugía bariátrica  
  • Cuando se requiera una pérdida importante de peso en menos de 12 meses: intervención traumatológica, cardiaca, etc.

¿Cuándo no debe hacerse?

  • Problemas inflamatorios del tracto digestivo: gástricos, esofágicos (úlceras, hernias de hiato mayores de 3 cm), enfermedad de Crohn.
  • Cáncer del tracto gastrointestinal
  • Varices esofágicas
  • Embarazo o lactancia
  • Alergia a la silicona
  • Problemas emocionales que impidan seguir las pautas alimenticias marcadas
  • Expectativas no realistas del paciente

¿Cómo se hace?

Tras realizar un estudio antropométrico, psicológico y analítico para descartar causas emocionales o metabólicas de la obesidad, se realiza una endoscopia (en cetro hospitalario bajo sedación) y si no hay ningún problema se introduce por esta vía el balón desinflado. Posteriormente se hincha con suero fisiológico (400-700 cc) teñido de azul y se mantiene así durante 12 meses.  

Los 2-3 días previos a la intervención se recomida al paciente realizar una dieta blanda y la toma de mediación de protección gástrica. El paciente debe permanecer en ayunas las 8 horas previas al procedimiento.

La intervención se realiza con sedación en un centro hospitalario de forma ambulatoria.

¿Qué cuidados requiere?

Las primeras 48 horas debe seguirse una medicación específica y se aconseja dieta líquida y antieméticos, ya que suele dar nauseas, pasando posteriormente a dieta blanda y alimentación normal.

Durante todo el tiempo que está colocado el balón, debe tomarse un protector gástrico y   es imprescindible un seguimiento médico-dietético que permita adelgazar (un promedio de 30 Kg) pero sobre todo cambiar los hábitos alimentarios previos que permitan mantener el peso perdido.

Dada la permanencia de este balón, permite también su reajuste de volumen a los 4-5 meses según el grado de obesidad.

Se instruye al paciente para que revise el color de su orina por si se produjera una rotura (muy poco probable) del balón

Fuente: Clínica-Vega ®