Hilos bioestimulantes o tensores

 

¿Qué son los Hilos bioestimulantes o tensores?

Son hilos reabsorbibles que colocados debajo de la piel consiguen tensar y mitigar las arrugas y la flacidez del rostro y del cuerpo.

 

¿ Cómo actúan los Hilos bioestimulantes?

Varía según la composición y tipo de hilo, pero todos tienen  un efecto de tensión, que aparece entre las dos semanas  y el mes, así como de re-densificación de la piel, por la estimulación del colágeno y la elastina que puede durar de 6 meses hasta dos años.

 

¿Para qué están indicados los Hilos bioestimulantes?

  • A partir de los 35 años, cuando aparecen los primeros signos de flacidez facial o corporal
  • Como tratamiento preventivo o reparador del descolgamiento tras adelgazamientos intensos, etc.
  • Remarcar pómulos
  • Elevación de la ceja
  • Flacidez del cuello (asociada a laserlipólisis)
  • Pérdida el óvalo
  • Corrección de asimetrías 
  • Flacidez en cara interna de brazos y piernas
  • Elevación del glúteo

 

¿Cuándo no deben hacerse los Hilos bioestimulantes?

  • Expectativas poco realistas
  • Infecciones o alteraciones inmunológicas descompensadas
  • Gran excedente de piel y gruesa
  • Piel muy fina y sin tejido adiposo

 

¿Cómo se hacen los Hilos bioestimulantes? 

  • Marcaje y asepsia de la zona
  • Crema anestésica o anestesia local según el tipo de hilo
  • El nº de hilos, así como el tipo o la combinación de tipos, se realiza segun la indicación, de forma previamente determinada
  • Una vez finalizado el proceso se coloca un poco de frío

 

¿Qué cuidados requieren los Hilos bioestimulantes?

  • Las primeras horas aparece inflamación y puede aparecer algún hematoma fácilmente camuflable con maquillaje
  • Según el tipo de hilo requerirá un cierto reposo de la zona (gestos, masticación, etc.) que se le indicara
  • El paciente puede reincorporarse de inmediato a su vida socio-laboral

 

Fuente: Clínica-Vega ®