Muchas de las disfunciones relacionadas con inseguridades o con insatisfacción con el propio cuerpo, especialmente a la hora de tener relaciones íntimas o incluso a la hora de utilizar ropa muy ceñida, tienen solución. La cirugía permite en la mayoría de los casos reparar, modelar, blanquear y restaurar tejidos que bien por causas genéticas, traumatismos o simplemente por la edad, no tienen el aspecto deseado.
Soluciones estéticas para muchas insatisfacciones con el aspecto de la zona genital mediante tratamientos que en la mayoría de los casos no conllevan mayor riesgo. Lipomodelación del pubis, o alargamiento del pene, hasta prótesis testicular en casos de traumatismos o enfermedades, así como tratamientos anticonceptivos como la vasectomía.