tratamientos cirugía estética facialNuestros tratamientos de Cirugía Estética Facial están especialmente diseñados para mejorar los rasgos faciales de nuestros pacientes. Para ello, en Clínica Vega, te ofrecemos diferentes combinaciones de tratamientos que buscan cubrir todas las necesidades que puedan surgir. Ven a visitarnos a una de nuestras clínicas en Madrid o Terrassa y obtén una primera visita gratuita.

Tratamientos de Cirugía Estética Facial

Tratamientos como la blefaroplastia, para eliminar las bolsas grasa y los excesos de piel de los párpados, o el lifting de la mirada, que consiste en reposicionar la cola de la ceja, que se va cayendo con la edad, tienen el propósito de recuperar la vivacidad, y la frescura en la mirada, y además ambos tienen una rápida recuperación.
La rinoplastia exige un estudio profundo de las facciones del rostro para lograr un efecto armónico con el resto de la cara. Se puede llevar a cabo por motivos estéticos o para mejorar o reparar su función respiratoria. También cabe la posibilidad de solucionar ambos aspectos durante la misma intervención.
Las orejas pueden ser causa de muchos complejos a pesar de ser una parte del cuerpo fácil de disimular. Los tratamientos para mejorar su aspecto son, en algunos casos, fáciles de llevar a cabo y con resultados muy claros, pudiendo volver a una vida perfectamente normal a partir de los diez días. La restauración de los lóbulos y la cirugía para orejas en asa, son de los más comunes.
Muchas personas están angustiadas y acomplejadas por el aspecto de sus labios. La mayoría debido a la presencia en los mismos de productos permanentes inyectados años atrás, que dan a la boca un aspecto artificial,  debido al envejecimiento y pérdidad de volumen de las estructuras peribucales pero no del producto (aparentemente es como si éste hubiese aumentado), o bien han originado reacciones granulomatosas, incluso inflamaciones crónicas molestas.
A través de los tratamientos de lifting de cuello y lifting facial se consigue reafirmar los tejidos, estirar la piel y dar a estas partes del cuerpo el tono y la forma perdidos por el envejecimiento. Consisten ambos en una serie de procedimientos encaminados a restaurar los tejidos o retirar la grasa según las peculiaridades de cada caso, consiguiendo un aspecto rejuvenecedor.